El arte, mucho más que un pasatiempo

Maribel-Briceño-Autoretrato

Maribel Briceño es una artista que comenzó a interesarle el mundo del arte como un “hobby”, porque su primera carrera fue un Técnico Superior en Producción Industrial. A pesar de esto, animada por una prima, estudió en la Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena.

Aunque al principio sólo deseaba tener conocimientos generales sobre el arte por llamarle la atención los museos y las exposiciones que realizaban en el Salón Arturo Michelena, a las que asistía con frecuencia, la escuela la atrapó y fue cuando se dio cuenta lo que quería ser.

Durante sus años de formación la mejor experiencia que puede recordar es un taller sobre “La otra escritura”, dictado por el profesor Víctor Hugo Irazábal, artista plástico y diseñador caraqueño.

Maribel expresa que este taller cambió totalmente su panorama, pues fue una experiencia vivencial que la ayudó a pensar que podía ser artista.

Años más tarde de haber estudiado, Briceño pasó a formar parte de un grupo de fotógrafos margariteños que tenían en mente realizar un libro artesanal sobre las plantaciones de cacao ubicadas en Chuao, Estado Miranda. Durante este proyecto, a pesar de sus inquietudes por no saber qué hacer o qué fotografiar, descubrió y entendió que era una persona que le gustaban los espacios cerrados y los detalles pequeños.

Maribel-Briceño-Artista

Después de descubrir que las fotografías en primer plano era lo que le gustaba, se dieron las imágenes de la flor de cacao, de sus semillas, de sus retoños, siendo un trabajo minucioso que luego fue plasmado en el libro artesanal.

Maribel-Briceño-Historia

A pesar de lo confuso que pudo ser al principio esta experiencia, Maribel desea volver a Chuao para realizar más fotografías, no sólo porque le gustó sino porque comenta que es uno de los pocos sitios de Venezuela donde puede andar libremente con su cámara.

En la actualidad, Maribel dicta clases particulares de dibujo y pintura para niños y adultos, en la sede la Casa de la Cultura. Le gusta esta experiencia como profesora, ya que le parece que es enriquecedora y encuentra, sobre todo en los jóvenes, mucho talento.

Una vez al año Briceño realiza una exposición con los trabajos de sus alumnos, esto con el fin de que no abandonen la sensibilidad y sigan motivados con el arte.

Maribel-Briceño-Profesora

Actualmente Maribel se encuentra trabajando en el desarrollo de una serie de fotografías donde el objeto a fotografiar es creado por ella misma, para esto prepara sus propias maquetas y juega a alterar la perspectivas en ellas.

Comenta que: “No salgo con la cámara a ver que encuentro sino que produzco lo que voy a fotografiar”. Hasta el momento, cree que es la única manera de hacer fotografía y mantendrá este estilo de ahora en adelante.

En el Wyndham Concorde Resort Isla Margarita, se puede disfrutar del arte “Cacao” de Maribel Briceño, fotografías que le dan belleza al hotel. Sobre esto Briceño comenta:

Maribel Briceño en Concorde

Me encantó formar parte de esta convocatoria; pero sobre todo agradecí que hayan considerado a la fotografía como una forma de arte. Eso fue lo mejor de todo porque se suele menospreciarla como medio de expresión. Sin embargo, es a través de ella que pude acércame a un lenguaje propio, a una manera de proyectar lo que soy.                    

Tú también puedes formar parte de las Historias Concorde

Reserva con nosotros y vive la mejor experiencia del caribe

Reserva ya

Envíanos tu historia al correo comunicaciones@wyndhamconcorde.com